Texto


Los implantes dentales se usan para reemplazar uno o varios dientes faltantes y son verdaderas raíces artificiales instaladas en el hueso maxilar y/o mandibular, sobre los cuales se construyen coronas y/o puentes, los que simulan ser piezas dentales naturales dando mucha seguridad y naturalidad al paciente.

Los implantes dentales además permiten utilizar prótesis plurales fijas o removibles completas o parciales sin preocuparse de que se vayan a caer o deslizar, dándole seguridad al paciente y aumentando su autoestima.

El implante dental es la rehabilitación que da la mayor seguridad al paciente a la hora de comer, sonreír y en cada detalle en su vida diaria, lo que devuelve la seguridad y la autoestima perdida por la falta de dientes o muelas
.


- Prótesis fija:

Se sujetan a los dientes restantes o a implantes dentales. Y estás no pueden ser removidas por el paciente, lo cual proporciona una mayor seguridad al sonreír, y mejor sensación al comer. Pueden ser de porcelana,o  circonio

-Prótesis removible:

Estás pueden ser removidas por el paciente con facilidad, a voluntad del mismo, para limpiarse, para dormir entre otro
s
.


La periodoncia es una especialidad médico-quirúrgica odontológica que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar) y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

La Periodontología es la especialidad contemporánea que emerge de la odontología para sustentar el estudio de evidencia científica sobre el estado del periodonto sano y enfermo.

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y gingivitis.Hoy en día con el advenimiento de la implantología la periodoncia también es la encargada de la prevención y tratamiento de las enfermedades.

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.


Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma (cálculos dentarios o sarro y bolsas periodontales).

La Ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de los dientes y huesos posicionados incorrectamente. Los dientes en mala posición y los que no muerden correctamente unos contra otro son difíciles de mantener limpios, corren riesgos de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales, y ocasionan una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, síndrome de ATM y dolores varios en cuello, hombros y espalda. Además, los dientes girados o posicionados incorrectamente desmerecen nuestro aspecto.

Los tratamientos ortodóncicos tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida.




Es el tratamiento que consiste en la extracción de la pulpa del diente, un tejido pequeño en forma de hebra, que se encuentra en el centro del conducto del diente.

Una vez que la pulpa muerta, se enferma o es dañada, se extrae; el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular. Años atrás, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el tratamiento de conducto salva dientes que de otro modo se hubieran perdido.
Las causas más comunes de daños o muerte de la pulpa son:
  • Dientes fracturados
  • Caries profundas
  • Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados)